Marchamalo y Hiendelaencina recurren el cierre de sus servicios de Urgencias

( 0 Votos )
Los alcaldes de Marchamalo y Hiendelaencina están dispuestos a dar la batalla para defender sus servicios de urgencias. El primer paso, al margen de la marcha y reunión mantenidas ayer con el delegado de la Junta, será presentar una reclamación administrativa a la Junta de Comunidades. Según explica el alcalde gallardo, Rafael Esteban, lo harán aferrándose al Real Decreto 137/84, en el que se especifica que los centros de salud deben prestar una atención “permanente y continuada”. Esto iría en contra de la medida propuesta por el Gobierno de Cospedal, que “en algunos casos pretende cerrar los centros a las tres de la tarde del viernes y no volver a abrirlo durante le fin de semana”.
Más de 300 personas acudieron a la marcha en defensa de los servicios de urgencias
Unas 300 personas participaron en la marcha realizada ayer por vecinos de Marchamalo y Hiendelaencina en la capital para defender sus servicios de urgencias. La marcha, que salió desde la localidad gallarda a las 9.30 horas de la mañana, se reunió con una segunda oleada de participantes en el Palacio del Infantado, a las 10.30. Poco menos de 30 minutos después ya encaraban la Delegación de la Junta de Comunidades con gritos de “la Sanidad no se toca” y “diez minutos salvan una vida”. La última proclama no estaba escrita al azahar. El alcalde de Hiendelaencina, Mariano Escribano, recordaba el incendio ocurrido el fin de semana pasado en Bustares. Los heridos fueron atendidos en el centro de Hiendelaencina. “Por diez minutos se salvaron cuatro vidas”, aseguró.

Hits: 817

Comentarios ( 0 )

RSS Comentarios

Escribir comentario

corto | largo
security image
Escribe los caracteres de la imagen

busy

Noticias TV

Bolsa

El IBEX 35 y los Índices del Mundo por Investing.com Español
HOY EN
NUEVA ALCARRIA
Blogs destacados
  • Comer y andar por la alcarria

    Blog de Pedro Aguilar
    03/06/2014

    Rutas Turísticas originales y personales para viajar por la provincia de Guadalajara. Dónde comer y…